Terapias celulares, ‘esperanza’ para nuevos tratamientos contra Huntington

terapias cel

Una de las enfermedades neurodegenerativas que hoy en día no cuenta con un tratamiento, es la enfermedad de Huntington.

Las personas que padecen este tipo de patologías sufren un trastorno similar al del Parkinson, generando algún tipo de dificultad a la hora de realizar ciertos movimientos. Los numerosos ensayos clínicos que se han realizado primero en ratones han dadao muy buenos resultados, pero luego cuando se ha intentado con los humanos los resultados no han salido como se esperaban.

Un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), han creado un libro blanco para la traslación clínica de la terapia celular en la enfermedad de Huntington. 

El investigador especializado en enfermedades neurodegenerativas de IDIBAPS, Josep Maria Canals afirmo que “actualmente hay dos aproximaciones de tratamiento: Una es hacer servir las células para que liberen factores dentro del cerebro que permitan mejorar el funcionamiento de las neuronas que aún quedan, por lo que se trata de un tratamiento protector”

El informe de la enfermedad de Huntington se fundamenta en dos pilares fundamentales:

  • La primera deberemos de conocer cuál es el mejor animal a la hora de llevar a cabo el ensayo preclínico. Josep Maria Canals apuntaba que “Debemos conocer si debemos ir antes con un animal pequeño u otro más grande, ya que todos acaban teniendo pros y contras. Una vez lo conozcamos, podremos pasar a los humanos con la seguridad de que no sufrirá ningún daño, la seguridad del paciente es lo primero”
  • La segunda será intentar resolver cómo esas células pasarán a desarrollarse de manera farmacéutica. El investigador afirma que de momento se está produciendo a pequeña escala en los laboratorios.

El investigador Josep Maria Canals llega a afirmar que las directrices para realizar los ensayos clínicos en los pacientes que sufren esta enfermedad pueden llegar a ser aprovechadas en otras patologías como el Alzheimer o el Parkinson. El investigador llegaba a la conclusión de que “Existen muchos objetivos comunes, las neuronas afectadas pueden ser distintas, pero al final la manera de producirlas es la misma. Existen enfermedades que no tienen consorcio o son más minoritarias, pero pensamos que todo lo que aprendamos de estos grupos de trabajo será trasladado a otras enfermedades neurodegenerativa”

El principal mensaje que quieren trasladar desde Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), es de fe y esperanza y que las investigaciones acabaran dando sus frutos.

Deja tu comentario