La investigación española que abre una vía para tratar el tumor cerebral más letal en niños

Ensayo clínico para el glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG)
Ensayo clínico para el glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG)

Glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG)

En España alrededor de 40 niños son diagnosticados cada año de glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG). Uno de los tumores cerebrales más letales que más muerte causa entre los niños.  El glioma difuso intrínseco de tronco es considerado el tumor más frecuente del tronco cerebral en niños.

La clínica Universidad de Navarra, ha conseguido desarrollar un tratamiento para este tipo de tumor que tantas muertes causa. Es la primera vez en el mundo que se ha tratado con un virus oncolítico a niños con DIPG. 

Los resultados del ensayo han sido publicados en la revista ‘New England Journal of Medicine’. En el ensayo clínico han participado 12 pacientes pediátricos cuyas edades oscilan entre los 3 y 18 años. 

Etiqueta ALT: ensayo clínico para el glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG)

El ensayo ha consistido en inyectar en el tumor un virus oncolítico desarrollado en el laboratorio por los doctores Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano. Los pacientes seleccionados para la administración del virus son pacientes que residen en España y otros países de Europa.

“Se trata de un tumor agresivo, con un pronóstico todavía sombrío”

El doctor Jaime Gállego, especialista del Departamento de Neurología de la CUN y coordinador de su Área de Tumores Cerebrales afirma que “El glioma difuso intrínseco de tronco es un tumor maligno que infiltra el tronco cerebral y que, por tanto, afecta a estructuras vitales del sistema nervioso central provocando manifestaciones neurológicas graves. Se trata de un tumor agresivo, con un pronóstico todavía sombrío”

Los resultados del ensayo han sido favorables demuestran que el procedimiento es posible y seguro.  La doctora Marta Alonso, directora del Laboratorio de Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y de la CUN afirma que “Al tratarse de un ensayo fase I realizado en un número muy reducido de pacientes no podemos extraer conclusiones sólidas sobre la eficacia del tratamiento, aunque es cierto que la mayoría de los pacientes han tenido una supervivencia mayor de la esperada, un resultado esperanzador que anima a seguir explorando esta alternativa terapéutica”

El virus empleado fue el adenovirus que generalmente causa resfriados y que ha sido modificado para no generar ninguna enfermedad e infectar únicamente a las células malignas al ser inyectado en un tumor.

Para finalizar la Doctora decía que “Gracias a este ensayo académico disponemos de una esperanza, una vía más prometedora para seguir avanzando hacia la cura de esta enfermedad”.

Deja tu comentario