El párkinson es una enfermedad producida por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central lo que provoca la aparición de síntomas motores y no motores. Es crónica y afecta de diferente manera a cada persona que la padece, la evolución puede ser muy lenta en algunos pacientes y en otros puede evolucionar más rápidamente. No es una enfermedad fatal, lo que significa que el afectado no va a fallecer a causa del párkinson.

Los s√≠ntomas motores m√°s frecuentes son el temblor, la rigidez, la lentitud de movimientos y la inestabilidad postural, entre otros. Adem√°s de la alteraci√≥n motora, otras regiones del sistema nervioso y otros neurotransmisores diferentes a la dopamina est√°n tambi√©n involucrados en la enfermedad, a√Īadiendo otros s√≠ntomas diversos a los s√≠ntomas motores t√≠picos, conocidos como s√≠ntomas no motores. Con frecuencia aparecen a√Īos antes que los s√≠ntomas motores, se los conoce como ‚Äús√≠ntomas premotores‚ÄĚ. Los m√°s conocidos son: depresi√≥n, reducci√≥n del olfato, estre√Īimiento y trastorno de conducta del sue√Īo REM (enso√Īaciones muy v√≠vidas).

A pesar de todos los avances de la neurolog√≠a, hoy en d√≠a se desconoce la etiolog√≠a o causa de la enfermedad de Parkinson, por lo que tambi√©n se desconoce c√≥mo prevenirla. Afecta tanto a hombres como a mujeres, y m√°s del 70 por ciento de las personas diagnosticadas de p√°rkinson supera los 65 a√Īos de edad. Sin embargo, no es una enfermedad exclusivamente de personas de edad avanzada ya que el 30 por ciento de los diagnosticados es menor de 65 a√Īos.

Síntomas
 Problemas asociados

Los s√≠ntomas no motores de la enfermedad se encuadran en los trastornos de sue√Īo, la lentitud generalizada, la apat√≠a, el cansancio, la ansiedad, la depresi√≥n, los trastornos de conducta, el estre√Īimiento, la hipotensi√≥n, la dermatitis seborreica, los trastornos en la micci√≥n y la sialorrea (exceso de salivaci√≥n).

¬ŅC√≥mo se detecta?

Al principio de la enfermedad no es nada fácil de diagnosticar porque los síntomas son leves, poco específicos y pueden llevar a confusión. La primera fase del pákinson no suele presentar todos los síntomas corrientes y típicos, por ejemplo el temblor y la rigidez.

A menudo el inicio de la enfermedad se manifiesta como:

Generalmente, el paciente visita a diferentes especialistas y no mejoran sus problemas, por lo que se descartan las enfermedades comunes (reuma, circulatorio, estr√©s, etc.) y se piensa ya en los trastornos menos conocidos (neurol√≥gicos). Se suelen hacer pruebas altamente tecnificadas (RMN, TAC, SPECT, PET, etc.) y no suelen aparecer signos anormales (se descartan procesos tumorales cerebrales, micro-derrames o trombosis, etc.). El SPECT es la prueba de neuroimagen que visualiza los transportadores presin√°pticos de la dopamina y los receptores postin√°pticos, y eval√ļa la integridad del sistema nigroestriado.

El m√©dico llegar√° a la conclusi√≥n de la existencia de un p√°rkinson sobre todo bas√°ndose en los signos cl√≠nicos externos (las ‚Äúquejas‚ÄĚ del paciente y la exploraci√≥n directa) que presenta el afectado. Se confirmar√° este diagn√≥stico por la respuesta del paciente a la medicaci√≥n con levodopa, y a la posterior evoluci√≥n del cuadro cl√≠nico hacia un p√°rkinson t√≠pico.

¬ŅA qui√©n afecta?

Afecta pr√°cticamente por igual a hombres que a mujeres. Existe en todas las razas y todos los continentes, con ligeras variaciones. En Espa√Īa se calcula que puede haber cerca de 150.000 personas afectadas por p√°rkinson. Cada a√Īo, surgen aproximadamente 20 nuevos casos de enfermos de p√°rkinson de cada 100.000 habitantes. A partir de los 65 a√Īos de edad, el n√ļmero de afectados aumenta de tal manera que alcanza el 2 por ciento, es decir, que en un grupo de 100 personas mayores de 65 a√Īos dos de ellas padecer√°n esta dolencia.

¬ŅEs una enfermedad de mayores?

Se cree popularmente que es una enfermedad que afecta solo a las personas mayores, pero es parcialmente incorrecto. El 30 por ciento de los diagnosticados es menor de 65 a√Īos. De esta √ļltima estimaci√≥n, el 15 por ciento tiene entre 45 y 65 a√Īos, y el otro 15 por ciento restante tiene menos de 45 a√Īos. Adem√°s, uno de cada diez nuevos casos diagnosticados de p√°rkinson en Espa√Īa tiene menos de 50 a√Īos. Existe incluso un ‚Äúp√°rkinson juvenil‚ÄĚ que afecta a menores de 15 a√Īos, aunque es ciertamente raro. Pero s√≠ es cierto que la probabilidad de padecer p√°rkinson aumenta con la edad, sobre todo a partir de los 60-65 a√Īos.

Curso de la enfermedad

La velocidad de progresi√≥n de la enfermedad es muy variable seg√ļn qu√© pacientes. Aunque el p√°rkinson es una patolog√≠a progresiva, con la medicaci√≥n antiparkinsoniana adecuada a cada caso y las terapias de rehabilitaci√≥n complementarias, se puede frenar el ritmo de avance (velocidad) y la intensidad (molestia) de los s√≠ntomas razonablemente. La calidad de vida cotidiana puede ser satisfactoria durante muchos a√Īos. En general, las formas r√≠gido-acin√©ticas son m√°s molestas y menos controlables que las formas temblorosas del p√°rkinson.

 Etapas de la enfermedad

Hohen y Yhar establecieron los 5 niveles (‚Äúestad√≠os‚ÄĚ) cl√°sicos de progresi√≥n de la enfermedad de Parkinson. Hay que hacer hincapi√© de nuevo en que ni mucho menos todos los pacientes que la sufren van a evolucionar hasta los √ļltimos niveles:

Solamente el 15 por ciento de los afectados de párkinson llega a padecer un grado de deterioro motor tan grave que necesite ayuda constante para hacer cualquier actividad, dependa de otras personas y se pase la mayor parte del tiempo en una silla o en la cama, sin poder moverse en absoluto por sí mismo. Si la cifra le parece muy alta y le atemoriza, dele la vuelta: el 85 por ciento de los pacientes de párkinson no terminarán en silla de ruedas.

¬ŅEl p√°rkinson es mortal?

No. Hoy d√≠a nadie ‚Äúse muere de p√°rkinson‚ÄĚ. La esperanza de vida de un paciente con p√°rkinson es pr√°cticamente igual que la de la media nacional.

Lo que s√≠ debe hacer el paciente de p√°rkinson es cuidarse m√°s por los problemas secundarios que puede provocar indirectamente el p√°rkinson: tener mucho cuidado con el riesgo de tropezar y de ca√≠das peligrosas (por los trastornos del equilibrio); protegerse bien de infecciones respiratorias (ventilan mal) y de orina; cuidar la deshidrataci√≥n (por la mucha sudoraci√≥n y mucha orina); cuidar una nutrici√≥n adecuada (no solo consumir lo ‚Äúf√°cil de tragar‚ÄĚ); tomarse de forma correcta la medicaci√≥n; y realizar rehabilitaci√≥n para mantener el estado f√≠sico.

¬†¬ŅSe puede prevenir?

Hoy por hoy no se conoce una alimentación, estilo de vida o ejercicios que puedan proteger de padecer párkinson.

¬ŅHay cura?

Por desgracia no hay cura definitiva para el párkinson. Por ello se dice que es una enfermedad crónica e incurable.

Pero hoy día hay diferentes recursos médicos y no-médicos para paliar los síntomas, ralentizar la evolución de la enfermedad y mejorar eficazmente la calidad de vida de los pacientes.

¬ŅC√≥mo luchar contra el p√°rkinson?
 Depresión y párkinson

La depresión es bastante frecuente siendo el trastorno psicológico más citado en los pacientes con párkinson. En un 40 por ciento de los casos se diagnostica junto al párkinson y, a lo largo del curso de la enfermedad, llegará a padecerla cerca de un 80 por ciento de los afectados. Las causas que originan la depresión son variadas: la propia enfermedad neurodegenerativa (alteración de neurotransmisores), mala aceptación psicológica de una patología crónica e incurable (desesperanza, pesimismo, miedo a morir) y, otras veces, surge como efecto secundario de la propia medicación antiparkinsoniana.

Hoy día su médico dispone de fármacos muy seguros y eficaces para combatir la depresión. Asimismo, el apoyo de un psicólogo especializado le ayudará a superar este problema emocional.

¬ŅQu√© otros problemas psicol√≥gicos pueden producirse?

La angustia, la ansiedad y los ataques de pánico son menos frecuentes que la depresión en el párkinson. Estos incluyen síntomas tales como inquietud, nerviosismo, temerosidad, preocupaciones excesivas, irritabilidad y agresividad, sensibilidad emocional incrementada, altibajos afectivos, fisiológicos (taquicardias, disnea respiratoria, pinchazos en el pecho, insomnio, etc.). Medicamentos tales como ansiolíticos y técnicas psicológicas de relajación y control emocional ayudarán al afectado de párkinson en un corto plazo.

La hipocondr√≠a es la creencia persistente que tiene el paciente de que est√° enfermo y adem√°s de algo muy grave , la atenci√≥n continua a s√≠ntomas f√≠sicos, el temor a estar padeciendo otras enfermedades graves (ataques cardiacos, tumores‚Ķ), entre otros estados. Aunque es dif√≠cil de tratar, un psicoterapeuta experimentado le puede ser √ļtil para controlar estos molestos estados.

Aislamiento social y problemas de pareja (incluidos sexuales).

Alucinaciones (ver cosas que no existen), delirios paranoides (ideas extra√Īas de persecuci√≥n, desconfianza o celos), confusi√≥n. No los produce la enfermedad de Parkinson en s√≠ misma, los suele generar un exceso de medicaci√≥n como efecto secundario indeseable. Consulte r√°pidamente a su neur√≥logo y mejorar√°n los s√≠ntomas al bajar las dosis de f√°rmacos antiparkinsonianos o tambi√©n puede darle una medicaci√≥n antipsic√≥tica adecuada.

¬ŅSe pierde la cabeza por tener p√°rkinson?

El p√°rkinson no es igual a la enfermedad de alzh√©imer. No est√°n alterados los mismos neurotransmisores ni las mismas √°reas cerebrales. No afecta al juicio ni el sentido com√ļn, ni el paciente se va a quedar sin memoria. Tampoco va a olvidar el leer o entender lo que le dicen, ni va a perder inteligencia de modo que no pueda reconocer a sus seres queridos o saber qu√© d√≠a es hoy. Solo una peque√Īa minor√≠a de pacientes con p√°rkinson muy avanzado o con alg√ļn tipo de parkinsonismo van a llegar a desarrollar estos s√≠ntomas de deterioro mental que se llama demencia. En el caso de la enfermedad de Parkinson nos podemos encontrar con problemas de atenci√≥n, de planificaci√≥n y de organizaci√≥n, con lentitud para procesar y responder y, en algunos casos, con impulsividad. Algunas personas pueden tener dificultades en etapas de la enfermedad para controlar sus impulsos: comida, compras, juegos de azar‚Ķ En definitiva, el p√°rkinson afecta predominantemente a las funciones motoras (movimientos), mientras que el alzh√©imer afecta m√°s a las funciones cognitivas (mentales).

¬ŅQu√© son los parkinsonismos?

Son patologías parecidas a la enfermedad de Parkinson típica pero que se diferencian en algunos síntomas y en su evolución. Se suelen llamar también párkinson-plus o enfermedades multisistémicas parkinsonianas (por ejemplo: degeneración nigro-estriada, parálisis supranuclear progresiva, atrofia olivo-ponto-cerebelosa, enfermedad de cuerpos de Lewy difusa, etc. Hoy día se tratan con la misma medicación y rehabilitación que la enfermedad de Parkinson típica o también se llama idiopática).

De forma muy genérica, se pueden apuntar las siguientes características propias de los parkinsonismos:

¬†¬ŅEs una enfermedad descubierta hace poco?

No. El doctor ingl√©s James Parkinson describi√≥ la enfermedad de Parkinson en 1817, exactamente con los mismos signos que observamos hoy d√≠a. La llam√≥ ‚Äúpar√°lisis agitante‚ÄĚ, poniendo de relieve los dos ‚Äúcomponentes‚ÄĚ de la enfermedad: la rigidez (par√°lisis) y el temblor (agitaci√≥n).

Datos de interés

Dra. Mª José Catalán, neuróloga de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Clínico San Carlos de Madrid
Dr. Alfredo Rodr√≠guez del √Ālamo, neuropsic√≥logo e investigador

Fuente: Asociación Parkinson Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *